Según el informe sobre la protección social presentado por la Organización Internacional del Trabajo, España se encuentra entre los países que más han recortado en cobertura social a los parados. En los últimos cinco años el porcentaje de desempleados que reciben prestaciones ha caído del 73,9 % al 46,9%.
Según Sandra Polaski, Directora General Adjunta de Políticas de la OIT, “La necesidad de protección social es aún más apremiante en estos tiempos de incertidumbre económica, bajo crecimiento y crecientes desigualdades. Además es un tema que la comunidad internacional debería incluir de manera prominente en la agenda de desarrollo post 2015”. “Sin embargo, en 2014 la promesa de tener una protección social universal sigue sin cumplirse para la gran mayoría de la población mundial” agregó Polaski.
En la primera fase de la crisis (2008-09), al menos 48 países de ingresos altos y medianos adoptaron paquetes de estímulo por 2,4 billones (millones de millones) de dólares, de los cuales una cuarta parte aproximadamente fue dedicada a las medidas de protección social. Este apoyo actuó como un estabilizador automático que ayudó a las economías a recobrar el equilibrio y protegió a las personas desempleadas y vulnerables del debacle económico en los países más afectados.
Pero en la segunda fase de la crisis, desde 2010 en adelante, muchos gobiernos invirtieron el curso y emprendieron prematuramente la consolidación fiscal, a pesar de la necesidad urgente de seguir apoyando a la población vulnerable y de estabilizar el consumo. Entre estos gobiernos está el español que dedica apenas un 1% del PIB a gasto público en protecciones sociales relacionadas con prestaciones familiares, cuando la media europea es del 2,2, lo que nos sitúa por debajo de países como Chipre, Eslovaquia y Malta entre otros.
En el estudio sobre protección social destaca el recorte que España realizó en los salarios de los trabajadores de la sanidad, y que trajo consecuencias. “El Centro Europeo para el Control de Enfermedades advirtió que los riesgos graves de salud están surgiendo a causa de las medidas de consolidación fiscal introducidas desde 2.008. En concreto, en países como España, Portugal o Grecia donde el acceso de los ciudadanos a los servicios de salud pública se ha visto seriamente limitada, por lo que se han reportado aumentos en la mortalidad y la morbilidad”.

Comparte y Disfruta These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.
  • Facebook
  • Twitter
  • Meneame
  • Google Bookmarks
  • MySpace
  • del.icio.us
  • BarraPunto
  • LinkedIn
  • email
  • Print
Sandra Leon

Sandra Leon

"Estar en paro no significa estar parado". Creativa, inconformista y siempre dispuesta a expresar mi opinión sobre todo aquello que me rodea.
Sandra Leon

Latest posts by Sandra Leon (see all)

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.