El Rey Juan Carlos animó hoy a Omán a incrementar su cooperación económica con España, un país que “ahora está regresando a la senda del crecimiento” y que, según subrayó, avanza “en la buena dirección”, aunque todavía le queda “un largo camino”.

En la segunda jornada de su visita oficial a Omán, don Juan Carlos presidió un encuentro empresarial hispano-omaní en el Palacio Al Alam, donde presentó a la veintena de compañías españolas interesadas en este mercado como prestigiosas empresas “con una sólida reputación y experiencia internacional en los sectores de infraestructuras, energía, gas y petróleo e industria de defensa”.

En su intervención, en inglés, el Rey recordó que España ha atravesado un periodo de crisis económica “con una dolorosa pérdida de empleos”, pero regresa ya a la senda del crecimiento y vuelve a atraer con fuerza capitales extranjeros “como resultado de una estricta política de consolidación fiscal, ambiciosas reformas estructurales y una profunda reforma del sector financiero”.

Sin embargo, parece omitir que las familias españolas apenas pueden soportar el peso de los impuestos, la falta de trabajo, eso el que mantiene un trabajo, y la desilusión en las políticas económicas, financieras, laborales y sociales de un gobierno amparado en un sufragio llamado al voto bajo propuestas vacías de contenido, en el mejor de los casos, o borradas directamente del programa por parte del partido que gobierna en España.

Se atreve también a indicar que “se están corrigiendo los principales desequilibrios”, que desde esta humilde opinión debe referirse a los de su propia casa, donde todo parece indicar que tanto su yerno, como su hija, saldrán indemnes tras más de dos años de juicio por actuar de forma ilícita ante la Ley.

Duele pensar en esta figura, y ver como parece mirar únicamente hacia fuera, para ayudar a no sabemos quién, puesto que este viaje desde luego que no apoya a las familias españolas, y para mirar hacia adentro no pasa de su propio ombligo, de forma que se preocupa de procurar bienestar a su famlia más cercana.

Más nos valdría que replantease su posición, señor, en lugar de abrazarse a su cargo a pesar de todo y de todos.

J. Arroyo
Síguenos

J. Arroyo

Director at El Sol Semanario Independiente Digital
Emprendedor, luchador, aprendiz de todo lo que el mundo me enseñe...
"La vida es eso que pasa mientras haces planes de futuro"
J. Arroyo
Síguenos

Artículos Relacionados

Una Respuesta

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies