El presidente de honor del Real Madrid Alfredo Di Stéfano, ha fallecido a los 88 años de edad, en el Hospital Gregorio Marañón de Madrid, donde se encontraba ingresado desde el domingo tras sufrir un paro cardíaco que no ha podido superar.

La “Saeta rubia” padecía una cardiopatía severa y arrastraba graves problemas de salud desde 2005. La semana pasada sufría un infarto en plena calle, a la salida de un restaurante, donde se desplazaron sanitarios del Samur, que le practicaron la reanimación cardiopulmonar durante 18 minutos, trasladándole posteriormente al hospital donde ingresó en estado grave.

El madridismo dice adiós a una de sus leyendas. El Real Madrid ha instalado una capilla ardiente en el estadio Santiago Bernabéu que desde las 10:30 de esta mañana está recibiendo la visita de miles de aficionados y autoridades.

Una leyenda del madridismo

El presidente de Honor del Real Madrid, considerado uno de los mejores futbolistas de la historia, nació el 4 de julio de 1926 en Buenos Aires (Argentina) y llegó al Real Madrid en 1953, donde jugó hasta 1964 cuando abandonó el equipo con 38 años. Volvió al Real Madrid como entrenador en 1982, ganando la Supercopa de España en 1991.

510 partidos oficiales con el equipo blanco, con un total de 418 goles. Dieciocho títulos en once temporadas le convirtieron en un ídolo del madridismo. Con él el Real Madrid ganó cinco Copas de Europa, una Intercontinental, ocho Ligas, una Copa de España y dos Copas Latinas. Además, ganó dos Balones de Oro (1957 y 1959). En 1989 la revista deportiva France Football premió su brillante trayectoria con el Súper Balón de Oro, siendo el único jugador del mundo que ostenta este título.

También fue internacional con la Selección Española, vistiendo la camiseta en 31 partidos y marcando un total de 23 goles.

Problemas familiares
Una de las ausencias más significativas entre las visitas que recibió Di Stéfano en su estancia en el hospital, fue sin duda, la de Gina González, la novia de 35 años, que fuera en su momento secretaria personal y representante de Di Stéfano y con la que anunciaba su boda, hace un par de años.

El repentino compromiso despertó las sospechas de sus propios hijos, que solicitaron la incapacidad de su padre para proteger su patrimonio. En octubre del año pasado se conocía que la custodia del presidente de honor del Real Madrid pasaba a sus hijos, al igual que sus bienes. Desde entonces poco se ha sabido de la joven Gina. Don Alfredo, gracias por su fútbol y descanse en paz.

Comparte y Disfruta These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.
  • Facebook
  • Twitter
  • Meneame
  • Google Bookmarks
  • MySpace
  • del.icio.us
  • BarraPunto
  • LinkedIn
  • email
  • Print
Esther Dibae

Esther Dibae

Mente inquieta y periodista en ciernes. Comunico en Colectivo Raro y colaboro donde me dejan.
Esther Dibae

Latest posts by Esther Dibae (see all)

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.