Los socialistas califican en una nota de prensa esta decisión como «arbitraria, excluyente y discriminatoria» hacia este colectivo

El Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Zaragoza manifiesta su malestar ante la decisión del Gobierno de la ciudad de no permitir en el cementerio de la ciudad los enterramientos bajo el rito musulmán de aquellas personas que no estén empadronadas en la ciudad.

Los socialistas califican en una nota de prensa esta decisión como «arbitraria, excluyente y discriminatoria» hacia este colectivo, ya que explican que en el caso de la comunidad cristiana no existe este problema por lo que no se entiende que a las personas que profesan otra fe distinta sí se les imponga esta limitación.

En su opinión, se trata de una decisión que atenta contra la libertad de culto y los derechos de los ciudadanos, por lo que el edil socialista Horacio Royo ha asegurado que van a «exigir» al gobierno de Jorge Azcón que «arbitre con la máxima urgencia las medidas necesarias para garantizar el respeto a las creencias religiosas de todos los ciudadanos de Zaragoza y de Aragón».

Royo ha subrayado que es una decisión del equipo de Gobierno «absolutamente arbitraria de negar la sepultura conforme a los ritos y creencias islámicas a aquellas personas no empadronadas, a la vez que ha incidido en el carácter «aconfesional de nuestro país» y de la libertad religiosa que existe.

También ha recordado que todas las políticas en materia de cementerios es competencia «esencial» de los ayuntamientos, así ha apuntado que la gravedad de esta decisión radica en la «unilateralidad» con la que ha sido tomada, sin contar con la comunidad musulmana de la región ni con la oposición en el consistorio.

«Es obligación del Ayuntamiento de Zaragoza garantizar que se cumplen las medidas y los ritos y creencias de todos los ciudadanos de Zaragoza y todo Aragón», ha insistido.

Además, ha señalado que existe una mesa de seguimiento en torno convenio existente con la comunidad islámica de Zaragoza donde deberían debatirse estos temas, pero el gobierno de PP y Ciudadanos no la ha convocado con lo que «una vez más se demuestra la actitud autoritaria que representa a este gobierno».

Se trata de un convenio que se firmó en la época en la que el socialista Carlos Pérez Anadón era Consejero de Urbanismo del consistorio zaragozano.

Por todo ello, el PSOE adelante su intención de interpelar en septiembre al consejero de Urbanismo de Zaragoza, Víctor Serrano, sobre este tema y sobre la necesidad de abordar el problema de espacio que ya acucia el cementerio de Torrero.

Print Friendly, PDF & Email





Source link