MADRID, 19 Jul. (EUROPA PRESS) –

El Grupo Parlamentario Popular ha presentado un decálogo de medidas para reactivar el crecimiento económico y la creación de empleo, entre las que se encuentran, entre otras, bajar los impuestos para reactivar sectores estratégicos de la economía, no derogar la reforma laboral y acometer una importante reducción del gasto público “superfluo e ineficiente”.

Así lo refleja el GPP en una iniciativa parlamentaria, en la que recuerda que España es el tercer país de Europa en el que más ha caído el Producto Interior Bruto en el primer trimestre y en el segundo “se va a producir un desplome histórico”.

En este sentido, los populares han señalado que España “sufre una pérdida de la riqueza del país que, en tan solo cuatro meses, supera la sufrida en toda la crisis financiera de 2008”; lo que, a su juicio, provoca, además de la “destrucción” de la clase media, el “desplome” de los ingresos públicos, un gasto público “disparado” y un déficit público de dos dígitos, como ya sucedió con el expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero.

Para el GPP, esta situación ha contribuido a “profundizar” las decisiones adoptadas por el Ejecutivo de Pedro Sánchez desde que llegó al Gobierno en 2018.

“En febrero de 2020, la ausencia de reformas estructurales y un gasto incontrolado para contentar a los socios de Gobierno, habían agotado la inercia del crecimiento y creación de empleo alcanzada por el anterior Ejecutivo del PP”, ha asegurado la formación.

Asimismo, el PP ha criticado que a ello se sumó un diagnóstico inicial “erróneo” sobre los efectos del coronavirus en la economía y la combinación de algunas medidas necesarias con la ejecución de otras que las “restaban eficacia” y otras que “ponían en riesgo” el tejido empresarial.

“La peor crisis nos pilla con el peor Gobierno posible, una coalición de socialistas y populistas que ve en el drama económico y social una oportunidad para imponer las viejas recetas comunistas que han fracasado donde se han aplicado y una herramienta para perpetuarse en el poder”, ha advertido la formación que preside Pablo Casado.

Ante esta situación, el PP propone aprobar una senda fiscal “realista y ajustada”; utilizar “eficientemente” los fondos aportados por Europa para hacer frente al gasto coyuntural; renunciar a la subida de impuestos; realizar bajadas selectivas de impuestos para reactivar sectores estratégicos de la economía; o reducir el gasto público “superfluo e ineficiente”.

Además, pide no derogar la reforma laboral; frenar la actual reforma educativa; consensuar una Estrategia Nacional para la transformación digital; y poner en marcha planes sectoriales consensuados con los agentes sociales, las diferentes administraciones públicas y el resto de fuerzas políticas.



Source link