BAENA (CÓRDOBA), 25 Nov. (EUROPA PRESS) –

Una resolución judicial y un Pleno previo marcarán el desarrollo e incluso la propia celebración o suspensión, este jueves en Baena (Córdoba), del Pleno del Ayuntamiento en el que se votará la moción de censura contra la alcaldesa del PP, Cristina Piernagorda, que han presentado PSOE, IU y el edil de Iporba Alfonso Rojano, que suman mayoría absoluta de nueve votos, frente a los ocho votos que tienen el gobierno local de PP y Cs y el otro edil de Iporba, el exalcalde socialista Luis Moreno.

Si solo se tienen en cuenta estos números, la moción de censura prosperará y el socialista Francis Plazas se convertirá en el nuevo alcalde del municipio, pero antes de la celebración del Pleno de la moción de censura, fijado para las 12,00 horas, tendrá lugar otro Pleno extraordinario, a las 8,30 horas, y en el mismo se debe dilucidar si se incluye en el orden del día la toma de conocimiento del paso a la condición de concejal no adscrito del edil de Iporba que apoya la moción de censura.

Si efectivamente, de esta forma, el concejal Alfonso Rojano deja que pertenecer al grupo municipal de Iporba, del que hasta ahora es el portavoz, IU no mantendrá su apoyo a la moción de censura, en aplicación del Pacto Antitransfuguismo, que, en ese caso, igualmente puede llevar al PSOE a retirar también su apoyo a la moción de censura, que decaería.

Si, por el contrario, en ese Pleno previo no se hace oficial el paso de Alfonso Rojano a la condición de edil no adscrito, entonces y por lo que se refiere exclusivamente a los números, en el Pleno de las 12,00 horas saldrá adelante la moción de censura que, en cualquier caso, también depende de lo que puedan decidir los tribunales.

Así, el principal protagonista, involuntario o no de esta moción de censura, el todavía edil de Iporba Alfonso Rojano, que mantendrá esa condición mientras el Pleno no decida lo contrario, según ha indicado el secretario del Ayuntamiento de Baena en un informe emitido a demanda de varios grupos municipales, ha recurrido a los tribunales para defender su derecho a seguir siendo militante de Iporba, a pesar de que su partido haya acordado su expulsión y le haya tachado de “tránsfuga”, precisamente por haber firmado la moción de censura que se debate este jueves.

En consecuencia, la moción de censura también depende de una resolución judicial, la que se espera que dé respuesta antes del Pleno de las 12,00 horas a lo demandado en sede judicial por el propio concejal Alfonso Rojano, quien defiende que “sigue siendo” militante de Iporba y que “no está expulsado definitivamente”, pues ha recurrido la propuesta de resolución de expulsión de Iporba.

De hecho, anunció además que, “para defender” su “honor” y sus “derechos”, iba a adoptar, como ha hecho, “todas las acciones legales que en derecho” le amparen, de modo que, mientras el Pleno no diga lo contrario o “exista resolución judicial” al respecto, Rojano afirma seguir siendo edil de Iporba y su portavoz. La solución a todas estas incógnitas, de una forma u otra, llegará este jueves.



Source link