Es la primera vez en la historia que una selección de fútbol europea se proclama campeona del mundo al otro lado del Atlántico disputando la final a una selección americana. La machada la consiguió Alemania y nada menos que en el legendario estadio Maracaná de Brasil. La selección alemana de Joachim Löw, se alzaba con la copa del mundo de fútbol este domingo. La Mannschaft gana así su cuarta estrella por tener el mejor equipo, no por sus individualidades.

Un gran y merecido premio para un gran equipo que ha conseguido llegar a las semifinales de todos los campeonatos internacionales por selecciones desde hace ocho años. Semifinales en el Mundial de 2006, final de la Eurocopa de 2008, semifinales en el Mundial de 2010, semifinales en la Eurocopa de 2012 y por fin, victoria en 2014, de lo que se desprende el gran trabajo realizado por Klinsmann primero y Löw después. Su único punto negro ha sido coincidir en el tiempo con la mejor selección española que ha existido nunca que le apeó de dos de los tres últimos trofeos en juego, sin contar este Mundial.

Klinsmann y Löw llegaban a la selección alemana en 2004 y decidieron darle un nuevo estilo de juego hasta convertirse en un equipo que buscaba la posesión y el pase; pasó de se un equipo fuerte que arrollaba a sus contrarios a buscar la creatividad y el juego bonito. “Este trabajo lo empezamos hace 10 años” declaraba el entrenador tras alzarse con la copa del mundo. Bajo la batuta del discípulo de Klinsmann se ha formado un grupo muy sólido que despliega un gran fútbol.

El equipo, por encima de cualquier individualidad

El mítico jugador alemán Franz Beckenbauer elogió la actuación del equipo, por encima de cualquier jugador individual. “Fueron los mejores embajadores de Alemania. Fue un éxito del equipo. No teníamos un Messi o un Ronaldo, no teníamos ninguna súper estrella. La súper estrella era el equipo“.

Ha sido la fuerza como equipo, lo que ha llevado a Alemania a la final, no solamente de la mano de los 11 jugadores titulares, si no de los 23 que componen el combinado donde todos han estado a la altura. De hecho, fueron dos jugadores suplentes, Gotze y Schürrle, quienes fabricaron el gol decisivo de la final, en el minuto 113 de la prorroga.

Un duro golpe para Argentina, que lo apostó todo al talento de su estrella mediática, Leo Messi, que pese a recibir el Balón de Oro del Mundial de manos de la FIFA, pasó desapercibido durante todo el campeonato no llegando ni a convertirse en máximo goleador del torneo.

Construyeron su propio complejo hotelero

Alemania, ha dejado huella en tierras brasileñas y no sólo por su fútbol. Tras una búsqueda infructuosa de un lugar tranquilo para entrenar en Brasil lejos del acoso mediático, los alemanes decidieron crear su propio complejo hotelero. El lugar elegido fue Santo André, un pequeño pueblo al sur de Salvador de Bahía.

Bajo el consentimiento de la FIFA, la construcción corrió a cargo de la Federación Alemana y sus patrocinadores que, desde mediados de 2013, se afanaron en crear Campo Bahía, un resort compuesto por 14 viviendas de dos plantas, edificios administrativos, gimnasio, piscinas, campo de fútbol y 65 habitaciones. Con acceso a un pequeño aeropuerto cercano que les permitiera los desplazamientos a las diferentes sedes. A juzgar por el resultado, fue una apuesta afortunada.

Finalizado el Mundial Campo Bahía pasará a ser propiedad del pequeño pueblo de Santo André. Sus habitantes, que trabajaron durante el Mundial como únicos empleados, recibirán como premio este resort junto a la playa que podrán gestionar en su propio beneficio y en el de los pueblos indígenas de la zona.

Y no solo eso, los jugadores alemanes han donado 10.000 euros para la compra de una ambulancia, además de que una parte del complejo será utilizado a partir de ahora como escuela para los hijos de los habitantes más pobres de la zona. Un detalle que dice mucho de esta selección alemana y que a buen seguro dejará un grato recuerdo para el pueblo de Santo André.

Acciones como está engrandecen aún más la leyenda de equipo del que seguramente vamos a oír hablar durante mucho tiempo.

 

Comparte y Disfruta These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.
  • Facebook
  • Twitter
  • Meneame
  • Google Bookmarks
  • MySpace
  • del.icio.us
  • BarraPunto
  • LinkedIn
  • email
  • Print
Esther Dibae

Esther Dibae

Mente inquieta y periodista en ciernes. Comunico en Colectivo Raro y colaboro donde me dejan.
Esther Dibae

Latest posts by Esther Dibae (see all)

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.