El Gobierno de España considera que iniciativas como la que desarrolla la plataforma Uber sólo realiza transporte urbano en España, un ámbito que es competencia exclusiva de las comunidades autónomas o de las administraciones locales, y no el Ministerio de Fomento. Así ha respondido la administración central a la pregunta escrita que realizaba el diputado de Izquierda Plural por Asturias, Gaspar Llamazares, en la que exigía que se prohibiesen de inmediato servicios “sanguijuela” como Uber o Blablacar, que bajo “supuestos acuerdos de consumo colaborativo” llevan a cabo una actividad de transporte “ilegal” cometiendo “fraude laboral y tributario”. Además añadía que a través de aplicaciones para el móvil conseguían “enganchar” a los conductores particulares para que utilicen su vehículo como un taxi para obtener ingresos adicionales a cambio de que paguen el 20% de recaudación a la empresa, sin ningún tipo de control tributario.

El Ejecutivo ha recalcado así las diferencias existentes entre las aplicaciones que “simplemente pretenden poner en contacto a usuarios para compartir vehículo y gastos para un trayecto en común” y las que funcionan como “actividades empresariales, que están sujetas a la obligación de obtener una autorización y de respetar la regulación laboral y tributaria”.

Asimismo, asegura que “en todos aquellos casos en que tras la correspondiente inspección, se detecten incumplimientos a la normativa en vigor en materia de transporte público de pasajeros se aplicaré el régimen sancionador previsto”.

¿Qué son Uber y Blablacar?

Uber es una aplicación para móviles con sede en San Francisco que te permite ponerte en contacto con una serie de conductores registrados en su base de datos. A través del GPS de tu móvil te localizan y envían al conductor Uber más cercano que te recoge en ese mismo lugar. Las tarifas las proporciona la misma empresa a través del teléfono.

Sin embargo, Blablacar es completamente diferente, si la primera puede incurrir en algún tipo de delito fiscal por no declarar sus ganancias para nada es así con esta segunda aplicación. Blablacar ha maximizado el concepto de “compartir el coche” y sirve para poner en contacto a aquellos conductores y aquellos viajeros que desean ir al mismo sitio sin gastar de más. Es decir, te pones en contacto con un conductor que vaya a tu destino y negocias con él la parte de la gasolina que debes abonar para que el viaje sea lo más rentable posible a los dos.

Por supuesto en época de crisis estás dos aplicaciones que te permiten ahorrar en el transporte de han hecho muy populares, sobre todo en ciudades como Madrid y Barcelona, donde el precio del transporte público no hace más que aumentar.

Comparte y Disfruta These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.
  • Facebook
  • Twitter
  • Meneame
  • Google Bookmarks
  • MySpace
  • del.icio.us
  • BarraPunto
  • LinkedIn
  • email
  • Print
Piedad Milicua

Piedad Milicua

Estudiante de Periodismo y Comunicación Audiovisual casi graduada. Ojalá mi vida fuese una novela que se adaptase al cine
Piedad Milicua

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.