El Gobierno ha anunciado a través del Boletín Oficial del Estado (BOE) la autorización definitiva a Repsol para que realice las prospecciones petrolíferas frente a las costas canarias. Esto es un simple trámite ya que hace dos días y sin previo aviso, el Ministerio de Industria ya dio luz verde al proyecto.

La resolución autoriza a Repsol a realizar dos sondeos en las costas de Fuerteventura y Lanzarote durante dos años, ampliables hasta tres dependiendo de los resultados de los primeros. Antonio Brufau, presidente de la compañía ha asegurado que las búsquedas de hidrocarburos comenzarán entre finales del último trimestre del año y principios de 2015, a partir de los cuales comenzaré un período de tres meses para obtener resultados. Los sondeos se realizarán a 55 kilómetros de la costa y si tienen éxito Repsol pedirá un permiso para extraer hidrocarburos.

Pero la resolución no son todo ventajas, ya que establece 14 condiciones que la empresa debe cumplir, entre ellas, que la compañía firma un seguro de responsabilidad civil por un valor que supera los 40 millones de euros con una garantía financiera de 20 millones de euros para cubrir costes de responsabilidad medioambiental. Además si se descubre que la extracción amenaza o daña a las personas, los bienes o el medio ambiente se deberá parar la operación inmediatamente y Repsol se verá en la obligación de facilitar los medios para las inspecciones así como informar a las autoridades competentes de todo lo relacionado con la extracción.

El Ministro de Industria, José Manuel Soria, dice haber “estudiado todas las alegaciones que se han presentado” para llegar a esta resolución, sin embargo no se han tenido en cuentas ninguna de las peticiones que durante meses ha estado haciendo el Gobierno canario, entre las que se proponía una consulta a la ciudadanía.

La última de estas manifestaciones en contra de la extracción, tuvo lugar en junio y consiguió que todas las islas del archipiélago se uniesen en una sola voz en un “himno contra el petróleo” que también consiguió el apoyo de otras ciudades como Madrid, Bilbao, Palma, Nueva York o Berlín. Los numerosos ecologistas y ciudadanos canarios pedían al Gobierno que parase esta operación por las graves consecuencias que va a tener tanto a nivel medioambiental como a nivel económico ya que afectará profundamente al turismo, principal fuente de ingresos de las islas.

Comparte y Disfruta These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.
  • Facebook
  • Twitter
  • Meneame
  • Google Bookmarks
  • MySpace
  • del.icio.us
  • BarraPunto
  • LinkedIn
  • email
  • Print
Piedad Milicua

Piedad Milicua

Estudiante de Periodismo y Comunicación Audiovisual casi graduada. Ojalá mi vida fuese una novela que se adaptase al cine
Piedad Milicua

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.