Alrededor de 9 millones de personas han abandonado sus casas en Siria desde que comenzó la guerra en marzo de 2011, huyendo de la violencia y cambiando la seguridad de sus hogares por la vida en un campo de refugiados en países vecinos como Turquía, Líbano o Jordania.

Este semana, la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) ha informado de que más de un millón de sirios viven ya en campos de refugiados en Líbano, lo que ha descrito la situación como “un hito terrible”.

A medida que aumenta los muertos en la guerra de Siria (la cifra supera ya 150.000 fallecidos), los refugiados siguen llegando a través de la frontera y los campos van creciendo, convirtiéndose en verdaderas ciudades en donde la vida continúa de la manera más normal posible.

Es el caso del campo de refugiados Zaatari, enclavado en una franja de desierto en Jordania, a pocos kilómetros de la frontera con Siria. Con más de 100.000 de habitantes, el volumen del asentamientos es tal que ya se ha convertido en la cuarta ciudad más grande del país.

La vida diaria de este campo tiene una ventana privilegiada al mundo a través de la red social Twitter, en donde la ACNUR va relatando el día a día de sus residentes, en una línea temporal en el que las situaciones cotidianas se mezclan con las tragedias propias de una guerra:

Comparte y Disfruta These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.
  • Facebook
  • Twitter
  • Meneame
  • Google Bookmarks
  • MySpace
  • del.icio.us
  • BarraPunto
  • LinkedIn
  • email
  • Print
J. Arroyo
Síguenos

J. Arroyo

Director at El Sol Semanario Independiente Digital
Emprendedor, luchador, aprendiz de todo lo que el mundo me enseñe...
"La vida es eso que pasa mientras haces planes de futuro"
J. Arroyo
Síguenos

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.