Los fiscales de Estados Unidos anunciaron el viernes que han acusado a tres personas, una de ellas de Gran Bretaña, por secuestrar cuentas de Twitter de celebridades y engañar a la gente para que ingresara dinero en una cuenta de bitcoins de los hackers.

La oficina del fiscal estadounidense en California dijo que Mason “Chaewon” Sheppard de Gran Bretaña, de 19 años, junto con Nima Fazeli, de 22 años, de Florida, enfrentan cargos penales en el caso.

Los detalles sobre el tercer individuo no fueron revelados por los funcionarios estadounidenses, pero los fiscales estatales en Florida anunciaron por separado los cargos penales contra un acusado de 17 años de autor intelectual del hack masivo de usuarios de Twitter de alto perfil.

La oficina del fiscal de Hillsborough, Andre Warren, ha indicado que el tercer detenido es un residente en la ciudad estadounidense de Tampa, en el estado de Florida, y ha recalcado que “los crímenes fueron perpetrados usando los nombres de personas famosas, pero no son ellas las víctimas principales”.

Esta estafa” fue diseñada para robar dinero de estadounidenses de a pie de todo el país, también en Florida. Este fraude masivo fue orquestado en nuestro propio patio y no nos quedaremos de brazos cruzados”, ha manifestado Warren, según ha recogido la cadena de televisión estadounidense CNBC.

La Fiscalía de Florida ha presentado un total de 30 cargos contra el sospechoso, incluidos los de fraude organizado, fraude de comunicaciones, uso fraudulento de información personal y acceso a un ordenador o aparato electrónico sin autorización.

Twitter identificó el jueves la causa del hackeo en un ataque de ‘phishing‘ de distribución telefónica, con el que lograron obtener las credenciales de acceso a las herramientas internas con las que hackearon 130 cuentas de usuario, incluidas las de el cofundador de Microsoft, Bill Gates, el expresidente estadounidense Barack Obama o el CEO de Tesla, Elon Musk.

Las cuentas hackeadas, entre las que también estaban la de Kim Kardashian, Warren Buffet, Jeff Bezos o Mike Bloomberg, publicaron ‘tuits’ similares solicitando donaciones vía bitcoin. Poco después, la compañía procedió a restringir la capacidad de compartir mensajes en Twitter de las cuentas verificadas.

En su informe, Twitter indicó que para realizar el hackeo los piratas informáticos tuvieron primero que obtener las credenciales con las que acceder a las herramientas internas de la plataforma. Esto lo consiguieron mediante ataque de ‘phishing’ de distribución telefónica.

Un ataque con éxito requirió que los atacantes obtuvieran acceso tanto a nuestra red interna como a las credenciales de trabajadores específicos que les dieran acceso a nuestras herramientas internas de apoyo”, explicó la compañía en su blog oficial.



Source link