Afganistán familia de Brishna, Save the Children






el DiarioSolidario

18 millones de personas en Afganistán, incluidos 9,7 millones de niños,  necesitan desesperadamente apoyo para salvar sus vidas debido al impacto de la guerra, el frío invierno y ahora el Covid-19. Casi la mitad de la población del país necesita algún tipo de asistencia o ayuda. Según las últimas cifras de las Naciones Unidas, casi 6.000 personas, entre ellas 2000 niños, fueron asesinadas o resultaron heridos entre enero y septiembre del año pasado.

La ayuda internacional a Afganistán ha disminuido de forma alarmante en un momento en que las necesidades humanitarias están aumentando, denuncian las ONG. La asistencia está muy por debajo de lo que se necesita para satisfacer las necesidades de la gente”.

Al conflicto se le ha sumado las duras condiciones invernales, y las restricciones debido al Covid-19. El impacto de la enfermedad agranda la crisis humanitaria. Save the Children informaba a finales del año pasado que 300.000 menores se enfrentaban a enfermedades provocadas por el frío invierno e incluso la muerte.

Brishna*, de diez años cuyo nombre ha sido cambiado por motivos de seguridad, asegura: “Huimos al distrito de Rodat, provincia de Nangarhar, debido a un intenso conflicto. La vida es difícil. Mi padre, que es el responsable de traernos comida, está enfermo. Mi hermano y yo estamos recogiendo basura para el fuego para cocinar. Hace mucho tiempo que no tenemos comida y ropa adecuada. Mis hermanos y yo siempre deseamos tener tres comidas al día con algunas frutas, y una vida mejor. Pero a veces, dormimos con el estómago vacío. Durante el invierno no tenemos mantas ni calefacción para calentar nuestra casa.”

Insuficiente financiación

Sin que se vislumbre un final inmediato para el conflicto de décadas de duración, el director de Save the Children en Afganistán, Chris Nyamandi, explica que la difícil situación del pueblo afgano se ve amenazada por la insuficiente financiación humanitaria prometida por las naciones ricas en una conferencia celebrada en Ginebra el pasado mes de noviembre.

En 2020, las estimaciones del Banco Mundial revelaron que la pandemia había afectado enormemente las importaciones, incluidos artículos de uso doméstico vitales, lo que a su vez ha provocado una rápida inflación. Las tensiones sanitarias y económicas adicionales de la pandemia profundizarán el impacto humanitario en todo el país.

En respuesta, las ONG requieren al menos otros 1.072 millones de euros en asistencia humanitaria para ayudar al pueblo afgano en 2021. Sin ella, la comunidad humanitaria luchará por satisfacer las crecientes necesidades de toda una generación de niños con vidas arruinadas por el conflicto.

donacion-el-diario-solidarioBanner que redirecciona a la web www.eldiariosolidario.info





Source link