El páncreas es un pequeño órgano situado detrás del estómago y que está lleno de estructuras denominadas “islotes”. Estos son grupos de células que albergan las células beta, productoras de insulina. En las personas con diabetes tipo 1, las células inmunitarias del cuerpo se dirigen a los islotes y atacan a las células beta. Nadie sabe exactamente qué es lo que desencadena este ataque.

 

Una pista sobre la causa última de la diabetes tipo 1 puede estar en el patrón de muerte de las células beta. Hay grupos en los que muchas células beta son aniquiladas mientras que las de otros grupos están misteriosamente intactas. Algo parece estar atrayendo a las células inmunitarias para que ataquen a grupos específicos de células beta mientras ignoran a otras.

 

En un nuevo estudio, Matthias von Herrath y Sowbarnika S. Ratliff, ambos del Instituto de Inmunología de La Jolla en Estados Unidos, así como Gustaf Christoffersson, ahora en la Universidad de Uppsala en Suecia, han llegado a la conclusión de que en la diabetes tipo 1 el sistema nervioso puede estar impulsando esta aniquilación irregular de células beta. Sus nuevos hallazgos en un modelo de ratón sugieren que el bloqueo de señales nerviosas al páncreas podría impedir que los pacientes desarrollen diabetes de tipo 1.

 

Aunque hay factores de riesgo ambientales y genéticos para la diabetes tipo 1, la enfermedad a menudo parece atacar al azar. A lo largo de los años, los investigadores han buscado una explicación para el patrón irregular observado de muerte celular. Una teoría ha sido que los grupos atacados presentan diferencias en el flujo sanguíneo o que han sido dañados por un virus que podría ser la chispa que desencadena el ataque inmunitario.

 

Pero recientemente, algunos investigadores han estado explorando un nuevo campo llamado neuroinmunología, que se basa en la idea de que las señales nerviosas pueden afectar a las células inmunitarias. ¿Pueden las señales nerviosas hacer que las células inmunitarias ataquen ciertas zonas del páncreas? Si la respuesta es afirmativa, eso podría explicar muchas cosas, tal como apunta Christoffersson.

 

[Img #61571]

Un islote en el páncreas de un ratón (en gris) con macrófagos (en verde) y nervios del sistema nervioso simpático (en violeta). (Foto: Dr. Gustaf Christofferson, University of Uppsala)

 

Para probar esta teoría, los investigadores utilizaron un modelo de ratón con el problema de la muerte prematura de células beta. Mediante cirugía o sustancias químicas, bloquearon la mayoría de las señales del nervio simpático al páncreas. Los investigadores observaron entonces el patrón de muerte de las células beta en ratones vivos.

 

El equipo encontró que el bloqueo de las señales nerviosas protegía a los ratones de la muerte de las células beta, a diferencia de lo que sucedía en los ratones que no recibieron el tratamiento. Con el bloqueo de las señales nerviosas, era como si el páncreas se hubiera oscurecido y las células inmunitarias fueran incapaces de encontrar sus blancos de ataque.

 

Hay que investigar más antes de que este método pueda ser probado en personas. Von Herrath explica que los médicos necesitarían primero una forma fiable de identificar a los pacientes con riesgo de aparición de diabetes tipo 1. Una vez que estos pacientes fueran identificados, Von Herrath cree que podrían ser tratados mediante electroestimulación o con fármacos, en ambos casos para bloquear las señales nerviosas. También hay métodos intravasculares no quirúrgicos para bloquear las señales nerviosas.

 

Varias enfermedades autoinmunes comparten este mismo patrón desigual de ataques de la diabetes tipo 1, aunque tiende a ser simétrico. Por ejemplo, el vitíligo (una enfermedad de la piel) hace que la piel pierda su pigmento, a menudo en áreas simétricas de la cara y las manos. La artritis también tiende a atacar simétricamente, con inflamación en ambas articulaciones de la rodilla, el codo o la muñeca. El nuevo estudio sugiere que por estos puntos probablemente pasan nervios y que como estos se ramifican simétricamente a través del cuerpo, se genera el citado patrón simétrico de ataques. (Fuente: NCYT de Amazings)



Source link