• Andalucía, Extremadura, Comunidad Valenciana y Murcia superan sus peores cifras de ingresados de los últimos meses


  • A nivel nacional, los porcentajes de hospitalizados sobrepasan ya los de la segunda ola: la ocupación hospitalaria es del 21,63% y del 37,61% en UCI


  • Madrid y Cataluña, están lejos de las cifras récord de abril, pero ya se acercan a las de otoño

España no baja de la tercera ola: los contagios siguen al alza, los ingresos superan a las altas y no se ve cerca ni el ‘pico’ ni la bajada al siguiente ‘valle’. Lo más preocupante es la presión hospitalaria, sobre todo en algunas regiones que habían capeado la epidemia relativamente mejor en las dos olas anteriores. 

Si atendemos a los datos recopilados por las comunidades y el Ministerio de Sanidad desde primavera, nos encontramos con que Murcia, Andalucía, Comunidad Valenciana y Extremadura se encuentran en su momento más difícil en cuanto a ingresos. La Rioja y Galicia también están cerca de alcanzarlo. Castilla La-Mancha, Madrid y Cataluña se encuentran lejos de las cifras récord de primavera, pero las hospitalizaciones rozan los números de la segunda ola. Y en UCI han superado el punto álgido de hace unos meses.

En esta mirada sobre el impacto de la pandemia desde marzo, hay que tener en cuenta que en la primera ola los datos de hospitalización y ocupación de UCI fueron fragmentarios. Ni se establecieron criterios uniformes ni el Ministerio de Sanidad ofreció información unificada a diario. Además, los datos actuales de Sanidad solo reflejan el porcentaje de camas ocupadas por covid, no la proporción de camas ocupadas por todas las patologías. Así, hospitales como el San Pedro de Logroño ya están al 90% de su capacidad.

España está peor que en la segunda ola

Los datos de ocupación hospitalaria por covid empiezan a incluirse en el informe diario de Sanidad en el 20 de julio, y el porcentaje de camas UCI, en la actualización del 22 de septiembre. Contar con estos datos desde verano nos permite hacer una comparación más ajustada a la “realidad” de la presión hospitalaria entre la segunda ola y la actual.

El 9 de noviembre se registró el pico de ingresos a nivel nacional de la segunda ola: el 17,28% de las camas hospitalarias estaban ocupadas por pacientes covid. El mayor porcentaje de ocupación en UCI se alcanzó, pocos días después, el 16 de noviembre, con un 32,8%.

En estos momentos, “escalando” la tercera ola, ya hemos superado el punto álgido de hace dos meses a nivel nacional. De acuerdo con el último informe de Sanidad, la ocupación hospitalaria en España es del 21,63% y del 37,61% en UCI. 11 de las 17 comunidades y Melilla superan una tasa de camas covid del 15% respecto al total y del 25% en UCI, marcador considerado de riesgo extremo.

Comunidad Valenciana y Murcia duplican sus peores datos de ingresos

Aunque la situación por comunidades es dispar. Las más saturadas a nivel hospitalario en estos momentos son Comunidad Valenciana (39,96%), Castilla La-Mancha (32,59%), La Rioja (27,16%), Madrid (25,79%) y Murcia (25,44%).

Una lista similar si nos fijamos en la situación de las unidades de cuidados intensivos, dónde están los pacientes más graves y las camas tardan más en liberarse. Los peores datos los encabezan La Rioja (65%), Comunidad Valenciana (58,65%), Cataluña (49,51%), Castilla La-Mancha (49,45%) y Madrid (46,24%).

Pero, ¿cuáles son las comunidades que se encuentran peor que nunca? Para ello, nos hemos fijado en las cifras más altas de ingresados en un día que se registraron en cada CC. AA. desde primavera. Es el dato más representativo que podemos tomar, dado que en varias el pico de pacientes se dio en la primera ola y entonces no se ofrecían datos de presión hospitalaria.

Uno de los casos más preocupantes es la Comunidad Valenciana. Allí hay 4.297 pacientes covid en hospitales, 592 de ellos en UCI, según los datos de la Conselleria de Sanitat de este sábado. Estas cifras doblan los peores datos del pasado año: 2.189 ingresados el 1 de abril y 386 personas en intensivos el día 4 del mismo mes. También es el caso de Extremadura, donde hay 675 personas ingresadas, 79 de ellas en la UCI, según los últimos datos del Servicio Extremeño de Salud. Por encima de las cifras de primavera, cuando se llegó a 418 pacientes ingresados el 6 de abril y 68 en UCI, cuatro jornadas después.

Extremadura, Murcia, Comunidad Valenciana y Andalucía superan sus peores datos desde marzo

En el caso de Murcia, el día de mayor saturación hospitalaria se dio, en cambio, en la segunda ola. Fue el 11 de noviembre, con 627 personas ingresadas y 104 en UCI. Según los datos de la Consejería de Salud de este sábado, en este momento hay 1.057 pacientes covid en hospitales murcianos, casi el doble, y 156 de ellos se encuentran en unidades de cuidados intensivos. En Andalucía el coronavirus también golpeó más fuerte en otoño: el máximo fueron 3.478 pacientes (10 de noviembre) y 528 en intensivos (18 de noviembre). El último dato ofrecido por la Junta este sábado sitúa en 3.552 el número de hospitalizados, y en 489 los ingresados en UCI -solo 39 menos que en otoño-.

Galicia y La Rioja rozan sus peores números, Madrid y Cataluña lejos

Otras comunidades están rozando sus cifras más aciagas. Galicia está cerca de superar sus máximos en ambos departamentos: los datos de la Xunta del sábado recogen 967 hospitalizados, 142 en UCI. El 5 de abril se alcanzaron los 939 ingresados y, los 177 pacientes en intensivos, un día antes. La Rioja está lejos todavía de los 431 ingresados del 3 de abril -en este momento hay 214-, pero ya ha alcanzado las cifras primaverales de UCI, con 45 enfermos graves. El pico fueron 40, el 4 de abril.

Por su parte, Madrid y Cataluña se mantienen en cifras de hospitalización similares a su máximo de otoño: 26,14% el 24 de septiembre y 19,04%, el 9 de noviembre, respectivamente. Pero, la situación en UCI es peor que hace dos meses. En Madrid hay ya 637 personas en UCI de acuerdo con los datos del sábado de la Consejería regional. Un centenar más que el máximo de la segunda ola, que fueron 513 el 2 de octubre. En Cataluña, según los datos del departamento de Salut de este sábado, hay 659 personas graves por covid frente al máximo de 594 ingresados el 10 de noviembre. Pero, por suerte, ambas comunidades están lejos de las cifras récord del año pasado.

Según los datos del artículo ‘Impacto de la covid-19 en el sistema hospitalario de Madrid’ -publicado en la revista ‘Enfermedades infecciosas y microbiología clínica’-, en los 42 centros de los que toma datos el documento, llegó a haber 16.174 pacientes ingresados el 2 de abril. Tres días después, las unidades de cuidados intensivos subieron hasta el pico de 1.520 enfermos. Es decir, cifras muy superiores a los 3.384 hospitalizados y 637 personas en UCI que registra el informe del sábado de la Consejería.

En el caso catalán, en abril el Departamento de Salud ofrecía datos del número acumulado de personas que habían necesitado UCI, no el número de hospitalizados que había cada día. Aunque la Consellera de Salut de la Generalitat, Alba Vergès, cifró en una rueda de prensa en 1.600 los pacientes críticos a fecha 10 de abril. Es decir, más del doble que los que hay en estos momentos.

Madrid y Cataluña tienen la mitad de pacientes en UCI que durante las peores semanas de la pandemia

Castilla-La Mancha, otra de las comunidades más golpeadas este enero, también está alejada de sus peores datos, aunque sufre más presión hospitalaria que en la segunda ola. El día con más hospitalizados fue el 1 de abril, con 3.230 y el día de mayor saturación en UCI fue el 7 de abril, con 360 ingresados. En estos momentos hay la mitad de pacientes: 1.484 en total y 174 en UCI, según los datos del viernes de la Consejería.

Aragón, Navarra y Asturias, tienen la mejor situación respecto otoño

En cuanto a Asturias, Aragón, Baleares, Canarias, Cantabria, Castilla y León, Navarra y País Vasco, se encuentran ligeramente por encima o por debajo de lo que estaban en noviembre en cuanto a hospitalizaciones por covid. Y de acuerdo con los datos históricos recopilados por las web de cada comunidad, en ningún caso cerca de lo registrado en primavera. En cuanto a Ceuta y Melilla, las dos ciudades sufrieron un mayor embate del virus en la segunda ola, pero sus cifras actuales también están por debajo de los números de hace dos meses.

Además, Aragón, Asturias y Navarra, se encuentran lejos de los datos de otoño. En el caso de los asturianos, hay casi un 20% de menos camas ocupadas por pacientes covid que entonces y las otras dos comunidades rondan el 10% menos.

Así, el mapa de la situación actual en los hospitales de cada comunidad respecto a su último pico de ingresos quedaría así:

Presion hospi-2

Mapa de la presión hospitalaria actual respecto a las peores cifras de cada CC.AA.NIUS

Pero hay que ser cautos, ya que estamos comparando los datos actuales con las cifras máximas de cada región, cuando todavía no se ha alcanzado la cresta de la tercera ola en ninguna. La incidencia acumulada a 14 días lleva al alza desde el 4 de enero, triplicándose en ese tiempo, hasta los 829 casos por 100.000 habitantes.

También habrá que ver como afectan otros parámetros, que difieren de la primera ola. En el lado positivo, la mayor inmunidad entre la población (el porcentaje de seroprevalencia ronda el 9,9% según la última ronda del estudio nacional) y el creciente número de vacunados (más de 1,1 millones de personas han recibido ya su primera dosis y 49.056 la segunda). En el lado negativo, la llegada de nuevas cepas como la británica podrían implicar un aumento de casos y, en consecuencia, de hospitalizaciones.



Source link