Recientemente ha saltado a la actualidad, por unas declaraciones de Pablo Iglesias, el ya arcaico mensaje del día 13-M, jornada de reflexión de las elecciones en las que subió al poder José Luis Rodríguez Zapatero, que llamaba a la concentración delante de la sede del PP en la Calle Génova por las declaraciones de Ángel Acebes, afirmando que los responsables de los atentados del 11-M eran terroristas de la banda ETA, declaraciones que con el tiempo quedó demostrado que eran falsas y un despreciable intento del entonces gobierno del PP para manipular a la opinión pública para desviar su responsabilidad en dichos atentados por haber involucrado a España en una guerra que ni era nuestra ni nos suponía ningún tipo de beneficio, como se demostró posteriormente.
Aprovechando esas declaraciones PP y PSOE, empujados por el tremendo terror que les supone el avance de Podemos en todas las encuestas como fuerza política que puede convertirse en mayoritaria en las próximas elecciones generales, han engrasado su maquinaria para desacreditar al mencionado partido. Después de haber insultado e intentado desacreditar a Rubalcaba por haberle acusado de ser el responsable de ese SMS, ahora resulta que su supuesto origen fue la Facultad de Ciencias Políticas de la Complutense, dentro del entorno de Pablo Iglesias. Pero el PP, haciendo uso de la falta de memoria histórica que les caracteriza, en vez de pedir disculpas a quienes en aquel entonces insultaron y admitir su tremenda metedura de pata, se han dedicado únicamente a cambiar a la persona objeto de sus insultos: Rubalcaba por Iglesias. Típico del PP.
Por otro lado el PSOE, cubriéndose de gloria como nos tiene acostumbrados últimamente, después de haber negado por activa y por pasiva ser los responsables del mensaje, ahora critican a Podemos por atribuirse todo el mérito. Parece ser que en los últimos tiempos asistimos a unos cambios de opinión radicales de dicho partido, que en mi opinión, no hacen más que desacreditar su ya débil credibilidad. Otro ejemplo tangible de dicha actitud son las recientes declaraciones de Pedro Sánchez en el sentido de revertir la reforma del artículo 135 de la Constitución que después del cambio garantiza el pago de la Deuda Pública por encima de la Sanidad y la Educación de los Españoles. Recordemos que Pedro Sánchez estuvo entre los economistas que asesoraron al PSOE en este tema, estando entonces a favor del cambio, creando el consenso necesario junto con el PP para llevar a cambio dicha modificación.
También ha salido a la luz, destapado por la máquina de repartir detritus del PP, una asesoría prestada supuestamente por el entorno de Podemos al Gobierno de Venezuela, en la que se recomienda la infiltración de miembros de las Fuerzas de Seguridad en huelgas y protestas ciudadanas de oposición. Es curioso cómo se ignora que el Gobierno Español del PP puso en práctica estas actividades en protestas ciudadanas llevadas a cabo por el 15-M, en las cuales como muestran imágenes de televisión, la policía española se infiltra entre los manifestantes. Nada nuevo bajo el sol. Lo más detestable es que destacados miembros del partido conservador han aprovechado para salir ante las cámaras de televisión a criticar salvajemente esa asesoría entre ellos Esperanza Aguirre, quien recordemos que es un ejemplo de cumplir la ley, sobre todo la de circulación cuando la intentan multar agentes de movilidad, que por cierto se sacaron de la manga sus compañeros de partido en el Ayuntamiento de Madrid, para sablear a los madrileños con multas de tráfico para poder campear la crisis sin subir los impuestos a los millonarios como ellos. O el Ministro del Interior Jorge Fernández, que intenta inculcar los principios de la secta católica a la que pertenece, el Opus Dei, comparando el aborto legal con el terrorismo de ETA. De las prácticas anti democráticas de su partido nada dicen, recordemos que Manuel Fraga Iribarne, ex ministro de la dictadura franquista fue Presidente de Honor del PP hasta su fallecimiento. Eso es ejemplo de Democracia. Además hemos de arrastrar la vergüenza que personajes como este fueran ponentes de la Constitución. A veces es sorprendente cómo este partido político ignora que los que plantaron las semillas de esta crisis económica en España fueron las políticas del Gobierno de Aznar, que se dedicó a fomentar la construcción como única actividad en este país y encima haciendo la vista gorda cuando ayuntamientos de su partido y de la oposición beneficiaban a amiguetes que se forraron a costa de dinero público. Corrupción es tener ex-ministros en la cárcel como Jaume Matas, o presidentes de Diputación como Carlos Fabra, responsable del gasto de más de cien millones de euros en un aeropuerto para enriquecerse él y sus amiguetes, aeropuerto, por cierto, sin aviones eso sin mencionar a los diversos tesoreros de la formación política como Bárcenas, que recordemos tuvo el apoyo directo del Presidente del Gobierno a través del más moderno WhatsApp.
El no va más se puede dar si para mantenerse en la poltrona y evitar que en un futuro pueda gobernar Podemos, se produce después de las elecciones generales, un pacto PP-PSOE el cual estoy seguro que producirá el hundimiento definitivo del PSOE, ya que tengo el convencimiento que perderán la totalidad de sus votantes progresistas y por ende traerá la destrucción y desaparición del partido, principal objetivo del PP. De un modo u otro, pretenden la recuperación del bipartidismo. En mi opinión la elección de Pedro Sánchez como secretario general de la formación ha sido uno de sus últimos errores. Para economías en recesión como la española, ese tipo de pactos sólo conducen al engrandecimiento de la brecha ya existente entre ricos y pobres y un “achinamiento” de la economía que producirá recortes en los salarios y creará una China en el sur de Europa que es lo que quiere Alemania, gobernado por cierto, que casualidad, por una coalición de la misma calaña que la que se prepara en España.
Ya que al PP le gusta tanto defender los derechos humanos, que me expliquen cómo celebran la creación de la línea ferroviaria directa desde China hasta España, celebrada por el PP como un milagro, o que este país posea el 20% de la deuda española. ¿Acaso China respeta más los derechos humanos que Venezuela?, y otra pregunta, ¿Cuál es la razón que compremos petróleo a Venezuela si no es una democracia según el PP, o a los países árabes, donde se ignoran los derechos de la mujer? A ver si es que en el fondo al Gobierno de España del Partido Popular le importan un bledo los derechos humanos y les importa lo mismo que a todos los liberales millonarios, el asqueroso dinero.

Comparte y Disfruta These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.
  • Facebook
  • Twitter
  • Meneame
  • Google Bookmarks
  • MySpace
  • del.icio.us
  • BarraPunto
  • LinkedIn
  • email
  • Print
Saturno Devora

Saturno Devora

Irreverente, imposible, inconformista, incrédulo, intenso y mordaz.
No creas nada hasta que lo hayas probado por ti mismo...
Saturno Devora

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.