Whole Foods, los locales de venta de comida saludable propiedad de Amazon, está usando un mapa de calor para rastrear las tiendas que pueden estar en riesgo de sindicalización.

El mapa de calor aparentemente usa más de dos docenas de métricas diferentes para rastrear qué tiendas de Whole Foods pueden sindicalizarse. El mapa de calor se centra en el seguimiento de tres áreas principales: “riesgos externos”, “riesgos del local” y “sentimiento de los miembros del equipo”, según un informe publicado por Business Insider.

Algunos ejemplos de “riesgos externos”, son el tamaño de la membresía del sindicato local; la distancia en millas entre la tienda y el sindicato más cercano; el número de cargos presentados ante la Junta Nacional de Relaciones Laborales que alegan violaciones de la ley laboral; y un “rastreador de incidentes laborales”, que registra los incidentes relacionados con la organización y la actividad sindical. Otros factores externos incluyen el porcentaje de familias dentro del código postal de la tienda que caen por debajo de la línea de pobreza y la tasa de desempleo local.

Respecto a las mediciones de los “riesgos del local” se mencionan el sueldo medio de la tienda, el promedio de las ventas totales de la tienda y un “índice de diversidad” que representa la diversidad racial y étnica de cada tienda. Los locales con mayor riesgo de sindicalización tienen menor diversidad y menor compensación a los empleados, así como mayores ventas totales y mayores tasas de reclamos de compensación a los trabajadores, según los documentos.


Mirá también

Amazon Prime Air, el nuevo servicio aéreo de entrega de paquetes de Amazon. 

En relación con los “sentimientos de los miembros del equipo”, los datos se extraen de encuestas internas de los empleados y “es probable que sea la primera puntuación que mejore en base a sus esfuerzos”. Estas medidas evalúan la opinión de los empleados sobre la calidad y seguridad de su ambiente de trabajo y si se sienten apoyados y respetados, entre otras cosas. Los riesgos externos incluyen cosas como la distancia entre esa tienda Whole Foods y el sindicato más cercano, cargos presentados ante la Junta Nacional de Relaciones Laborales, reporta The Verge.

Amazon y la sindicalización

Amazon se ha resistido a los esfuerzos de sindicalización de Whole Foods antes -en 2018, la empresa envió a los líderes de los equipos de Whole Foods un vídeo de formación antisindical de 45 minutos que fue publicado por Gizmodo-. “En todo el vídeo se afirma que Amazon prefiere una estructura de ‘gestión directa’ en la que los empleados pueden presentar sus quejas a sus jefes de forma individual, en lugar de la representación sindical“, decía el portal en aquel entonces.

Whole Foods utilizó un lenguaje similar sobre la gestión directa en una declaración a Business Insider. “Whole Foods Market reconoce los derechos de los miembros de nuestro equipo para decidir si la representación sindical es adecuada para ellos”, señalaron en una declaración. “Estamos de acuerdo con la abrumadora mayoría de los miembros de nuestro equipo en que lo mejor es una relación directa con Whole Foods Market y sus directivos, en la que los miembros del equipo tengan líneas de comunicación abiertas y cada persona esté facultada para compartir sus opiniones directamente con los líderes de su equipo”.

Amazon tiene un historial de lucha agresiva contra los esfuerzos de sindicalización, y su postura antiobrera también ha salido a la luz debido a los recientes esfuerzos de organización de los empleados de los almacenes para protestar por el manejo de la seguridad de los trabajadores por parte de Amazon durante la pandemia COVID-19, recuerda The Verge.

A finales de marzo, Amazon despidió a un trabajador de un almacén llamado Chris Smalls que organizó una huelga en la ciudad de Nueva York, alegando que había violado las instrucciones de seguridad de COVID-19 tras entrar en contacto con un compañero de trabajo que dio positivo en la prueba del virus.

Sin embargo, los ejecutivos de Amazon atacaron posteriormente a Smalls en Twitter después de que el senador Bernie Sanders (D-VT) criticara a la empresa. Poco después, las notas de una reunión de ejecutivos de Amazon obtenidas por Vice News revelaron un plan para desprestigiar públicamente al trabajador en un esfuerzo por desacreditar movimientos laborales más amplios dentro de Amazon.



Source link