ZARAGOZA, 1 Jul. (EUROPA PRESS) –

El sindicato Comisiones Obreras (CCOO) en la Comunidad autónoma e Izquierda Unida Aragón han subrayado la necesidad del consenso social para la defensa y mejora de los servicios públicos, tras la reunión mantenida entre sus máximos responsables, Manuel Pina y Álvaro Sanz.

Ambos han compartido su preocupación por las repercusiones que va a tener la crisis del coronavirus, especialmente en los ámbitos sanitario, educativo, social y laboral, coincidiendo ambas organizaciones en que no se pueden cometer los errores de anteriores crisis, han indicado en una nota de prensa.

Igualmente, han compartido su preocupación por proyectos como el macro hospital privado de Zaragoza o la reducción del número de alumnos por aulas para el curso 2020-2021. En línea con la campaña estatal de movilizaciones #VamosASalir, el secretario general de CCOO Aragón, Manuel Pina, y el coordinador general de IU Aragón, Álvaro Sanz, han mantenido un encuentro esta tarde.

Pina ha precisado que tras la salida del estado de alarma en todas las Comunidades autónomas “se está reivindicando un gran pacto para reconstruir socialmente el país”. Por su parte, Sanz ha esgrimido que “tenemos el deber de poner en valor todo lo que nos une, condensando una idea que comparte la inmensa mayoría de la ciudadanía española y aragonesa, la defensa de lo común, la defensa de lo colectivo y la defensa de lo plural”.

Esa idea de lo común se ha de concretar para ambos dirigentes en la defensa y mejora de los servicios públicos, tales como la sanidad y la educación, con dos retos importantes a nivel autonómico y local: el proyecto de hospital privado que se plantea construir en Zaragoza y la necesidad de reducción de ratios en las aulas para el curso 2021.

En este sentido, ambas organizaciones se han comprometido a colaborar en la medida de sus posibilidades para “presionar” a los gobiernos local y autonómico para que la calidad de los servicios públicos, “entendidos como herramientas de redistribución de la riqueza y de garantía del bienestar social, no sólo no se empobrezcan y recorten, sino que salgan reforzados de esta crisis”.

“Consideramos que hay claras diferencias entre la crisis de 2008 y la actual, puesto que ya no se impone la lógica de las recetas austericidas”, ha señalado Sanz, mientras que Pina ha añadido que no hay que conformarse con la situación previa a la crisis del coronavirus, “debemos presionar para que la calidad de los servicios públicos y de las condiciones laborales de quienes los prestan salgan reforzadas”.



Source link