“Me gustaría mucho que pudiéramos (estar presentes en la movilizaciones), pero lo responsable es quedarnos en casa, al igual que hacemos en vida privada y profesional que estamos con cuidado”, ha indicado Calviño en una entrevista en TVE.

Sus palabras chocan con las de su compañera de gobierno y ministra de Igualdad, Irene Montero, quien si bien reconoce que este 8M será “diferente y respetando escrupulosamente lo que digan las autoridades sanitarias” ha animado a celebrarlo. Bien mediante seminarios virtuales o alguna concentración con todas las medidas anticovid-19.

Calvió por su parte ha expresado su confianza en poder retomar en breve la agenda feminista. “Tengamos cuidado las próximas semanas y espero que dentro de poco podamos tomar las calles con esa agenda feministra que si que me motiva”, ha incidido la ministra.

La vicepresidenta económica se suma así a otras ministras, como la 



Source link