• Pablo Casado lleva su queja a Europa y señala que el proyecto del Gobierno “constituye una regresión en los principios del Estado de Derecho y la independencia del poder judicial en España”

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, ha trasladado este jueves al comisario de Justicia europeo, Didier Reynders, el rechazo de la formación a la reforma del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) planteada por el Gobierno y ha reclamado a la Comisión Europea que evalúe esta propuesta.

La propia Comisión Europea ha advertido a España que hay que reducir la influencia del poder legislativo o Ejecutivo sobre el judicial y ha asegurado que sigue de cerca el proceso de renovación del órgano judicial. Fuentes comunitarias consultadas por Nius señalan que el sentido de la reforma refuerza la politización del poder judicial o, dicho de otra forma, Bruselas señala la importancia de que ese órgano no se perciba como “vulnerable a la politización”. Por eso “está al tanto” y “sigue de cerca” todo el proceso.

“La Comisión está al tanto del anuncio de este nuevo proyecto de ley. Estamos siguiendo de cerca los acontecimientos a este respecto”, señaló Christian Wigand, el portavoz de la Comisión, en respuesta a una pregunta de Efe sobre la polémica surgida en España sobre esta cuestión.

Bruselas quiere que el Gobierno español vaya a la Comisión de Venecia, un órgano del Consejo de Europa que vigila el respeto al Estado de derecho, para que ese organismo elabore un informe sobre la reforma. También que consulte con todas las partes implicadas, como las organizaciones de jueces. 

La reforma judicial podría hacer que la Comisión Europea reforzara el marcaje a España y llegara a advertir oficialmente para que el Gobierno rectificara. 

En este sentido, el grupo del Partido Popular Europeo ha anunciado que solicitará que este asunto sea estudiado por el Grupo de seguimiento sobre Estado de Derecho y Derechos fundamentales de la Comisión de Libertades Civiles y Justicia del Parlamento Europeo.

Asimismo, Casado ha remitido una carta, firmada también por la portavoz popular en el Parlamento Europeo, Dolors Montserrat, en la que solicita que la Comisión Europea evalúe este proyecto de reforma y asegura que el PP tomará las medidas oportunas en el ámbito europeo para evitar que esta reforma prospere.

En la misiva, trasladan su “profunda preocupación” ante una reforma que significará “una mayoría puntual de un gobierno en cualquier momento” podrá elegir a los doce miembros del CGPJ, que “constituye una regresión en los principios del Estado de Derecho y la independencia del poder judicial en España”.

Asimismo, recuerdan la oposición a esta reforma por parte de la Asociación Europea del judicial y de tres de las cuatro asociaciones judiciales españolas, que representan un la gran mayoría de los jueces y magistrados, con un rechazo “en términos inequívocos a la propuesta y el propósito que persigue”.

Europa alerta del “desafío” en el CGPJ

El Ejecutivo comunitario publicó hace apenas una semana su primera evaluación del Estado de Derecho en cada Estado miembro y, en el caso de España, no detectó riesgos graves en su sistema democrático pero alertó de que la situación del CGPJ en España era un “desafío” que se debía afrontar.

“Es inaceptable en términos de respeto al Estado de Derecho que, cuando se le advierte del riesgo de la politización del órgano de gobierno de la judicatura, la respuesta de Gobierno es precisamente para eliminar las barreras que impiden la elección partidista de jueces y magistrados”, señala el PP al respecto en la misiva.

Finalmente, Casado ha trasladado al comisario de Justicia europeo el compromiso del partido “con el Estado de Derecho, la separación de poderes y la independencia judicial que están obligados a cumplir todos los países de la Unión Europea”.



Source link