Si siempre has querido vivir en un paraíso, disfrutar de las aguas cristalinas, la naturaleza y el aislamiento que te da una isla, Australia te ofrece un trabajo en el que podrás hacerlo y cobrar por ello, aunque también habrá que trabajar duro.

Las autoridades del parque marino de la Gran Barrera de Coral, al noreste de la isla, anunciaron el pasado miércoles que había una vacante para cuidador de Low Isles. Esta pequeña isla de 2 kilómetros cuadrados está situada frente a las costas de Queensland y no tiene ningún habitante, solo recibe turistas y amantes del buceo.

Aun así, este guardián tendrá que “garantizar que se mantengan los valores naturales y patrimoniales” de la isla, lo cual no es nada sencillo. “Los cuidadores vivirían en el paraíso en una isla tropical rodeada por la Gran Barrera de Coral. Pero mantener una isla es un trabajo duro y vivir en una isla remota significa limitar el uso de la electricidad y el agua, lo cual puede no ser conveniente para todos”, declara el doctor Mark Read, subdirector de las autoridades del parque.


“Participarían en todo, desde el mantenimiento de los edificios y la infraestructura, incluyendo el sistema de energía solar y el sistema de tratamiento de aguas residuales, al contacto con los operadores turísticos, la limpieza de los baños, la gestión de las malas hierbas y las obras de tierra, y el recuento de las poblaciones de aves”, añade.

Buscamos personas con pasión por la sostenibilidad y el patrimonio natural, con experiencia en el mantenimiento de infraestructuras y que no teman ensuciarse las manos y vivir a distancia”, concluye Read.

Los interesados podrán inscribirse en la oferta hasta el 25 de septiembre. Sin duda, es una tarea que no parece nada fácil, pero la recompensa de vivir en el paraíso puede compensar a muchos.






Source link