Tras 18 años de matrimonio, Melanie Griffith y Antonio Banderas anunciaban hace unas semanas que habían decidido divorciarse por “diferencias irreconciliables”. Ella ha sido la primera de los dos en aparecer en público tras conocerse la noticia, sin anillo de boda y sin su peculiar tatuaje con el nombre de su ex marido Antonio. La actriz acudió al Festival de Cine de Taormina dos días después del anuncio, luciendo una sonrisa radiante y una extensa capa de maquillaje en encima del nombre de Banderas, dejando sólo a la vista el corazón.

Días más tarde, Griffith fue pillada saliendo de una famosa clínica de eliminación de tatuajes situada en Beverly Hills. Este tipo de tratamientos con láser son muy costosos, ente 700 y 1.000 euros, y muy lentos. La ex de Banderas podría tardar más de un año en conseguir eliminar por completo toda la tinta, ya que entre cada sesión, de unos diez minutos, debe transcurrir un mes de separación para no dañar la piel.

La pareja ya ha comenzado los pleitos para repartirse las numerosas propiedades que tienen en Nueva York, Aspen, Miami y Marbella, además de su fortuna valorada en 37 millones de euros. También deberán decidir quién mantendrá la custodia de su hija Stella del Carmen y de los tres perros que rescataron juntos de un refugio, el año pasado.

Famosos con problemas de tatuajes

Melanie Griffith no ha sido la primera, ni será la última, famosa en arrepentirse de haberse hecho un tatuaje que más tarde decidió borrar. Entre ellos encontramos a Angelina Jolie, que tras divorciarse de Billy Bob Thorton en 2003, decidió borrar el tatuaje con su nombre que lucía en el brazo izquierdo. Más tarde lo reemplazaría con las latitudes y longitudes de los lugares de nacimiento de sus seis hijos adoptados.

Pero sin duda, uno de los que más ha sufrido a la hora de borrar sus decisiones pasadas, ha sido el cantante Pharrel Williams, autor de ‘Happy’, que tenía completamente tatuados los dos brazos, las piernas y el cuello. Williams que en un principio pensó en realizarse injertos de piel que cubriesen la tinta, finalmente decidió optar por el láser, y desde el principio del proceso publica en su blog todos los pasos que va dando en el tratamiento.

Comparte y Disfruta These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.
  • Facebook
  • Twitter
  • Meneame
  • Google Bookmarks
  • MySpace
  • del.icio.us
  • BarraPunto
  • LinkedIn
  • email
  • Print
Piedad Milicua

Piedad Milicua

Estudiante de Periodismo y Comunicación Audiovisual casi graduada. Ojalá mi vida fuese una novela que se adaptase al cine
Piedad Milicua

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.