El organismo prevé una caída del PIB de entre el 11,6% y el 12,1% este año y un crecimiento de entre el 6,5% y el 9,9% en 2021

MADRID, 6 Oct. (EUROPA PRESS) –

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) ve “alcanzable” el nuevo escenario macroeconómico anunciado por el Gobierno, que contempla un desplome del PIB del 11,2% este año y un avance del 7,2% en 2021 (del 9,8% incluyendo el Plan de Recuperación), siempre que se den circunstancias “favorables” en la evolución de la pandemia y en la ejecución e impacto de los fondos europeos con “máxima eficiencia”.

No obstante, avisa del riesgo de que se materialicen escenarios menos benignos en torno a ambos factores que llevarían a menores tasas de crecimiento de las previstas.

Así lo señala la Autoridad Fiscal en el informe con el aval al nuevo escenario macroeconómico del Gobierno, en el que apunta que las previsiones de crecimiento del Gobierno para 2020 y 2021 se encuentran en el rango superior de los escenarios de AIReF.

En concreto, el informe del organismo incluye tres escenarios propios, con sus previsiones de las tasas de evolución del PIB en 2020 y 2021, que muestran caídas del 12,1%, 11,8% y 11,6% en 2020 y crecimientos del 6,5%, 8,2% y 9,9% en 2021, para cada uno de los tres escenarios.

Según la AIReF, con la información disponible en este momento, las diferencias se deben no tanto al impacto estimado del plan como a la velocidad de la recuperación esperada que “se encuentra estrechamente ligada a las hipótesis sobre la evolución de la pandemia”.

De esta forma, explica que en un contexto de “incertidumbre extrema”, la AIReF avala el escenario del Gobierno que augura un desplome del PIB del 11,2% y un alza del 9,8% en 2021, ya que considera que podría materializarse bajo determinados supuestos y se dan “circunstancias favorables” tanto en lo que respecta a la evolución de la pandemia, como a la ejecución e impacto de los fondos recibidos a través de la Facilidad Europea de Recuperación y Resiliencia y los demás fondos de ‘Next Generation EU’.

INCERTIDUMBRE SOBRE REBROTES Y PLAN DE RECUPERACIÓN

A su juicio, las previsiones del Ejecutivo descansan sobre elementos de “elevada incertidumbre”. En primer lugar, señala respecto a la evolución de la pandemia que las previsiones macroeconómicas del Gobierno suponen que los rebrotes se mantienen controlados y concentrados, sin dar lugar a medidas de confinamiento estrictas, y que a lo largo de 2021 se siguen produciendo avances significativos en la lucha contra la pandemia.

“Estos supuestos resultan clave para sustentar el elevado crecimiento del gasto de las familias sobre el que apoya el Gobierno sus previsiones”, señala AIReF.

El otro elemento es el impulso asociado al Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia que se incorpora en el escenario del Gobierno en 2021, cuyo impacto asciende a 2,7 puntos porcentuales de crecimiento del PIB en ese año. La información facilitada por el Gobierno indica que el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia supondrá un impulso de 25.000 millones de euros en 2021, que irá orientado en su mayor parte a la inversión pública en infraestructuras y activos intangibles asociados a la digitalización y la innovación.

Otro conjunto de fondos se destinará a aumentar la eficiencia energética, el impulso al emprendimiento, la mejora de la educación y de la formación continua y el refuerzo de las políticas de inclusión, entre otros elementos. El Gobierno estima que el impacto conjunto de este Plan sobre el crecimiento del PIB en 2021 será de 2,7 puntos porcentuales, lo que supone un efecto multiplicador de aproximadamente 1,2 puntos.

En cambio, la AIReF considera que las hipótesis sobre la evolución sanitaria “siguen sujetas a una elevada incertidumbre” y que pese a los avances en el desarrollo de una vacuna y de tratamientos contra la Covid-19, aun es “incierto” el momento en el que podrían estar disponibles para su uso masivo entre la población y el grado de cobertura que podrían alcanzar, de forma que permitiese resolver la crisis sanitaria de forma efectiva y eliminar así las medidas de contención de la pandemia que lastran el crecimiento económico.

Además, en las circunstancias presentes cree que “no es descartable” que el escenario actual de rebrotes continuados a nivel global tenga efectos más adversos y persistentes sobre la confianza, el gasto en consumo final de las familias y la inversión empresarial.

A su vez, añade que aunque no hay “discrepancias significativas” en el impacto del Plan estimado por el Gobierno y por la AIReF, no se pueden descartar riesgos a la baja relacionados sobre todo con el proceso de implementación de los proyectos.

La evidencia empírica sugiere que el gasto en inversión, en su sentido más amplio (capital humano, intelectual y físico), lleva asociado un impacto elevado sobre el PIB y el empleo, especialmente cuando se produce en períodos de recesión y se lleva a cabo de manera coordinada en un conjunto de países como es el caso con la Facilidad Europea de Recuperación y Resiliencia.

Por ello, la AIReF coincide con el Gobierno al considerar que los recursos recibidos pueden tener un impacto elevado sobre el crecimiento si los proyectos cumplen las exigencias necesarias para impulsar la modernización y digitalización de la economía española. No obstante, avisa de que los riesgos de que se produzcan retrasos en la absorción de estos recursos y en la ejecución de esos proyectos “son elevados”.

En el lado contrario, ni las estimaciones del Gobierno ni las de la AIReF incorporan posibles efectos desbordamiento asociados a la implementación del Plan en otros países. El resto de los supuestos sobre la evolución del entorno exterior se consideran “plausibles”.

En cuanto a las hipótesis básicas respecto al crecimiento de los principales socios, la evolución del precio del petróleo y los tipos de interés que sustentan el escenario macroeconómico del Gobierno son “consistentes” con las previsiones más recientes de los organismos internacionales y con la evolución de los mercados financieros y de materias primas.

El organismo apunta que otras instituciones que todavía no han incorporado el Plan Europeo en sus previsiones proyectan crecimientos del PIB en torno al 7% para 2021, similares al estimado en el escenario inercial del Gobierno (antes de incorporar el impacto del Plan).

Por ello, la AIReF avala el cuadro macroeconómico del gobierno si bien hace notar que una evolución más adversa de la pandemia conllevaría una recuperación más tardía de los sectores que suponen mayor interacción social, retrasando la recuperación del empleo y provocando daños estructurales en el tejido empresarial.

PIDE “CAUTELA” EN LAS PREVISIONES FISCALES

Ante la incertidumbre existente, la AIReF recomienda Que las previsiones fiscales se hagan con la cautela necesaria para contemplar la posibilidad de que se materialicen escenarios más adversos que el del Gobierno.

También vuele a pedir que se regule el flujo y el calendario de intercambio de información mediante un convenio o “memorando de entendimiento” en línea con las prácticas habituales en los países de nuestro entorno respecto a la interacción entre el Gobierno y la Institución Fiscal Independiente Nacional.



Source link