Samsung está de celebración, su S Pen cumple nueve años. Durante este tiempo ha redefinido la experiencia móvil tal y como la conocemos y ha reescrito las reglas de lo que puede hacer un lápiz óptico en un smartphone; escribir notas en movimiento y tomar fotos grupales, hasta editar y compartir documentos.

Desde su lanzamiento en 2011, junto con el primer Galaxy Note, S Pen ha ido evolucionando para ofrecer las mejores herramientas a los usuarios. Actualmente, el S Pen de Galaxy Note20, enriquece aún más esta experiencia a través de una toma de notas más suave, intuitiva y realista.

Cómo ha evolucionado S Pen hasta ahora

La llegada de Galaxy Note y S Pen en 2011 originó una nueva categoría de dispositivo móvil: el phablet. Uniendo las características de un teléfono inteligente y una tablet, Galaxy Note. Al año siguiente, Galaxy Note2 incluyó un S Pen rediseñado, que se aplanó en un lado para facilitar su ergonomía.

En Galaxy Note3, se refinó la experiencia de la escritura a mano y mejoró la productividad con el lápiz óptico. El nuevo menú de ‘Air Command’ permitió a los usuarios acceder instantáneamente a la funciones importantes haciendo clic en el botón de S Pen. Esto simplificó la realización de llamadas, el envío de correos electrónicos y mensajes, el añadido de garabatos y notas a las imágenes, y mucho más.

Las mejoras de S Pen en Galaxy Note4 tenían como objetivo conseguir una experiencia de escritura más realista y sumar más herramientas de productividad. Mientras que con Galaxy Note5 se incorporó la función de las notas en pantalla apagada.

S Pen cumple nueve años. Durante este tiempo ha redefinido la experiencia móvil tal y como la conocemos y ha reescrito las reglas de lo que puede hacer un lápiz óptico en un smartphone

Desde 2017, muchas de las mejoras de Samsung se centraron en permitir que los usuarios se expresaran de manera divertida y significativa. Por ello, con Galaxy Note8, los mensajes en directo fueron un ejemplo de esa comunicación significativa.  Por su parte el S Pen de Galaxy Note9 se había transformado ya en mucho más que un lápiz óptico. Además de ofrecer un amplia gama de herramientas para la toma de notas y la productividad, también servía como un control remoto para una amplia variedad de acciones.

Finalmente con Galaxy Note10, el S Pen se convirtió en una varita mágica. La introducción de Gestos abrió la puerta para que los usuarios controlasen a distancia su dispositivo mediante simples movimientos.

S Pen de Galaxy Note20, el mejor hasta el momento 

Para los nostálgicos del lápiz y el papel, el S Pen de Galaxy Note20 ofrece la experiencia más real hasta la fecha. Las experiencias de escritura y dibujo son más realistas por las mejoras en el sensor giroscópico y acelerómetro, y gracias a la tecnología IA que permite una predicción más precisa de coordenadas. Además, la compañía ha ampliado los controles de gestos de las acciones para una mayor comodidad.

La innovación en S Pen durante los últimos nueve años ha seguido el objetivo de ofrecer la máxima utilidad en un smartphone equipado con un lápiz óptico. Galaxy Note20 y su S Pen son los ejemplos de este compromiso con la comodidad y la productividad.



Source link