Piensa en la herramienta más sofisticada creada por el ser humano. Es probable que la tengas entre tus manos ahora mismo y que en su pantalla estés leyendo estas líneas mientras que, con tus dedos pulgares haces bajar el texto para continuar con este artículo. Muchas cosas te han traído hasta este momento y lugar. Y no nos referimos al hecho de que estés sentado en el sillón, en un banco o quizá en el baño mientras haces “scroll” en tu smartphone, si no más bien al momento en que como parte de una civilización inteligente y gracias a un dispositivo electrónico, estás aprovechando la posibilidad de intercambiar y acceder a cantidades de información que jamás podrías retener por tus propios medios.

Para llegar hasta aquí han hecho falta millones de años de evolución e infinitas coincidencias, pero hoy nos centraremos en una sola de ellas: tus dedos pulgares, sobre los cuales los científicos llevan decenas de años debatiendo. Y es que a pesar de la importancia de la evolución del dedo pulgar en el uso y desarrollo de herramientas, a día de hoy aún quedan algunas dudas por resolver: ¿Cuándo surgió exactamente una destreza manual similar a la humana?; ¿En qué momento los homínidos empezaron a usar de manera eficiente sus dedos pulgares ? o, ¿qué especie de homínido fue la primera en hacer gala de esta habilidad? son algunas de ellas.

“Es probable que el desarrollo del pulgar haya sido el elemento crucial que subyace al desarrollo de la cultura compleja durante los últimos 2 millones de años, dando forma a nuestra evolución biocultural”

Para tratar de dar respuesta a estas preguntas ahora un equipo de investigadores que ha analizado la biomecánica y la eficiencia del pulgar en diferentes especies humanas fósiles mediante el modelado virtual de sus músculos para obtener una nueva perspectiva sobre cuándo surgieron estas habilidades y lo que han significado para el desarrollo de una cultura humana más compleja. Los resultados, los cuales se recogen en un articulo titulado Biomechanics of the human thumb and the evolution of dexterity publicado en la revista Current Biology, sugieren que un aspecto fundamental de la oposición del pulgar humano apareció por primera vez hace aproximadamente 2 millones de años.

“El aumento de la destreza manual, resultado de una oposición eficiente del pulgar, fue una de las primeras características definitorias de nuestro linaje que proporcionó una formidable ventaja de adaptación a nuestros antepasados“, explica Katerina Harvatide la Universidad Eberhard Karls de Tübingen. “Y es probable que este haya sido un elemento crucial que subyace al desarrollo de la cultura compleja durante los últimos 2 millones de años, dando forma a nuestra evolución biocultural”, añade.

La evolución de las manos, la mano que tenemos en común

Más información


La evolución de las manos, la mano que tenemos en común



De la piedra al Smartphone

Desde que antropólogos y anatomistas se interesaran por el papel de nuestros dedos por primera vez, los intentos de estudiar la evolución de la destreza del dedo pulgar hasta el momento se habían basado en comparaciones entre la anatomía esquelética de los seres humanos modernos y la de especies de homínidos anteriores. En este enfoque, una asunción bastante aceptada, se fundamentaba en que las similitudes entre los restos óseos antiguos con los más actuales podrían tomarse como una evidencia de destreza.

Diferencia entre los  músculos del pulgar de humanos y chimpancés

Diferencia entre los músculos del pulgar de humanos y chimpancés


Foto: Katerina Harvati / Alexandros Karakostis / Daniel Haeufle

Sin embargo, en su nuevo estudio el equipo dirigido por Harvati adoptó una nueva perspectiva más completa: “nuestra metodología integra un vanguardista modelado virtual de los músculos con un análisis tridimensional de la forma y el tamaño de los huesos”, explica el autor principal del estudio y experto en biomecánica manual Alexandros Karakostis. “Este proceso incluye el estudio 3D preciso de las áreas de los huesos donde los músculos se insertan. Es importante destacar que pudimos validar las predicciones de nuestros modelos al confirmar que las diferencias observadas entre los taxones vivos, entre los que se encuentran chimpancés y humanos modernos, constatan la información de estudios experimentales anteriores “.

Al aplicar este nuevo enfoque para responder a la pregunta, los investigadores demostraron que la eficiencia y la destreza del pulgar habían aumentado de manera significativa ya en los homínidos que habitaron hace 2 millones de años en Sudáfrica. Los resultados sugieren que, por entonces, nuestros ancestros desarrollaron un apéndice excepcionalmente diestro mientras que las manos de otros de nuestros parientes cercanos permanecieron como estaban.

El uso continuado del móvil nos está cambiando el pulgar

Más información


El uso continuado del móvil nos está cambiando el pulgar



“Una de las mayores sorpresas fue encontrar que las manos fósiles de los homínidos del yacimiento de Swartkrans en Sudáfrica, que datan de hace unos 2 millones de años, y los cuales se atribuyen a los primeros Homo o a la rama lateral de homínidos extintos Paranthropus robustus, podrían haber poseído una destreza en el uso del pulgar similar a la de los humanos modernos “, afirma Karakostis.

Los nuevos hallazgos muestran además que las especies que surgieron más adelante, y que pertenecen a nuestro propio género Homo, incluidos los neandertales y el Homo sapiens, comparten grados igualmente altos de destreza manual. Los resultados pueden aplicarse también a la especie de cerebro pequeño conocida como Homo naledi, a pesar de que aún no se ha encontrado evidencias que asocien a la especie con el uso de herramientas de piedra.

“Estos niveles de destreza consistentemente altos en especies de Homo son indicativos del gran valor adaptativo de la oposición del pulgar para la evolución biocultural humana”

“Estos niveles de destreza consistentemente altos en especies de Homo son indicativos del gran valor adaptativo de la oposición del pulgar para la evolución biocultural humana”, recalca Harvati. Los investigadores señalan que la implicación más importante de sus nuevos hallazgos radica en que un aumento temprano de la destreza del pulgar hace aproximadamente 2 millones de años puede haber sido la base para el desarrollo gradual de una cultura compleja. Destacan, además, que este período de tiempo incluye importantes desarrollos bioculturales como la aparición del linaje de Homo erectus de cerebro grande y su dispersión fuera de África. Casi al mismo tiempo, los seres humanos comenzaron gradualmente a explotar los recursos animales y a depender cada vez más de la tecnología de la piedra.

En su próximo trabajo los investigadores planean estudiar más de cerca a grupos específicos de Homo como el de los neandertales para tratar de esclarecer aún más los detalles de su destreza manual y cómo pueden haber diferido de la de los humanos modernos. También esperan enfocar su trabajo fututo en las actividades manuales habituales de los primeros homínidos para tratar de comprender los comportamientos que marcaron la transición a la producción y el uso sistemáticos de herramientas entre nuestros ancestros lejanos.

Los pulgares de los neandertales se adaptaron para sujetar herramientas con mango

Más información


Los pulgares de los neandertales se adaptaron para sujetar herramientas con mango





Source link