Ayuda Sudán






el DiarioSolidario

Un avión cargado con 12.6 toneladas de material ha sido fletado por la Oficina de Acción Humanitaria de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) ante el llamamiento internacional del Gobierno de Sudán debido a la situación de emergencia alimentaria, sanitaria y de cobijo que sufre el país a causa de las inundaciones.

Más de un centenar de tiendas de campaña familiares -145 unidades-, unas 1.300 lonas de cobijo y cerca de 3.000 jerrycans -contenedores flexibles para recoger y transportar agua-, componen las 12,6 toneladas de carga humanitaria, que ya se ha entregado en la capital del país, Jartum. El material está siendo distribuido por las autoridades sudanesas entre la población que más lo precisa. El coste total del equipamiento enviado asciende a 65.000 euros.

El envío de emergencia trata de paliar la situación de crisis que vive la población sudanesa, empeorada a causa de las inundaciones provocadas por “las peores lluvias caídas en el país en tres décadas“, según los informes de la Oficina de Acción Humanitaria de las Naciones Unidas (OCHA).

Crisis humanitaria en Sudán

Después de semanas de lluvias torrenciales más de 100 personas han perdido la vida y alrededor de 730.000 personas se han visto afectadas gravemente, según la Comisión de Ayuda Humanitaria del Gobierno sudanés. Además, más de 146.000 viviendas están dañadas o destruidas por completo, por lo que miles de personas han buscado refugio en las viviendas de familiares o en instalaciones públicas, incluidas las escuelas.

Del mismo modo, un gran número de cabezas de ganado ha fallecido debido a las crecidas de los ríos, que, del mismo modo, han afectado gravemente a las cosechas. Una circunstacia que puede afectar la seguridad alimentaria de la población en los próximos meses.

Jartum, Darfur Norte y Sennar están especialmente afectados de los 18 estados que componen Sudán. En la capital, Jartum, el Nilo Azul y el Nilo Blanco se han desbordado. Sudán no había sufrido niveles de destrucción tan graves por lluvias desde las inundaciones que en 1988 afectaron a más de 1 millón de familias. Según el Gobierno sudanés, el río Nilo ha sufrido la mayor subida de caudal “en cien años”.

Pese a que la ayuda humanitaria internacional y los esfuerzos del Gobierno sudanés para responder a esta crisis han llegado a unas 320.000 personas con cobijo, alimentos, agua potable y servicios de salud, la Oficina de Coordinación Humanitaria de las Naciones Unidas (OCHA) estima que miles de personas se encuentran todavía sin asistencia.

Mientras, la epidemia de la Covid-19 avanza en el país, que reportaba el pasado 13 de septiembre, 13.535 personas infectadas.

donacion-el-diario-solidarioBanner que redirecciona a la web www.eldiariosolidario.info





Source link